En el espacio ilusorio del poema...

Posted by Proyecto 17grises on 19:21 with No comments
Por Rodolfo Edwards (para Perfil Cultura)
Sobre: Ernesto Guevara quiere ser Papá Noel y otros papeles, de Omar Chauvié. Bahía Blanca, 17grises editora, Colección “Literal/texturas”, 2010.

Omar Chauvié, una de las voces más relevantes de la poesía bahiense, propone con Ernesto Guevara quiere ser Papá Noel y otros papeles (17grises editora, 2010), un juego poético entre dos esferas claramente diferenciadas: la cultura alta y la cultura popular, y en esta interacción encuentra una productividad infinita, una veta de oro. Los continuos guiños exigen un lector entrenado en ambos mundos, provisto de una enciclopedia rica y atenta a estos desplazamientos desde los subsuelos hasta los pisos superiores de la elite letrada. Chauvié mezcla en el espacio ilusorio del poema, ingredientes que nunca se cruzarían en la realidad. De esa manera, referencias al poeta T.S. Eliot o a James Joyce aparecen entre los versos de los cánticos de hinchadas futboleras: “looosa bíiiia/looosa bíiiia/ti es éeliot/en la tierra baldía” (…) “finnegans/wake/ finnegans/wake/somos locales otra vez”.
En la primera de las secciones del libro, titulada "Ernesto Guevara quiere ser Papá Noel", la sarcástica contraposición de dos figuras hondamente grabadas en el imaginario de varias generaciones, está armada a partir de ecos reconocibles. La colisión de estos dos emblemas devela amargamente el ocaso de cierta ideología que devino en puro merchandising, vaciada de concepto, chupada por la gran aspiradora del consumo globalizado: “El espíritu navideño me corroe/ como el gusano cruel del capitalismo/ se mira al espejo/ y piensa/ mi entrañable transparencia/ de ahí que no me vean/ por algo soy papá Noel”.
La lectura de Ernesto Guevara quiere ser Papá Noel y otros papeles nos deja la sensación de que en algún entretiempo, en las gradas de un Lanus-Banfield, por ejemplo, se pueden hojear los cantares de Ezra Pound sin ruborizarse. Lo cortés no quita lo valiente.
Suplemento Cultural del diario Perfil, domingo 21 de noviembre de 2010.
Reacciones: